29 marzo 2020

Te doy la libertad

Esta es una carta que nunca querré escribir en un 14 de Febrero.
Y menos dedicarla a alguien que amo con todo mi corazón.
Que difícil es soltar y querer encerrar. Seguir amando o cortar de tajo.
Vivir de esperanza o llorar la partida. Guardar en el buró algo que se que no cabe ahí.
Es difícil desgarrar un corazón por mano propia.

A UN AMOR IMPOSIBLE.

Que bueno tener la oportunidad de escribirte algo, de saber que alguna ves exististe en mi vida, no de la manera que quisiera pero lastimosamente nos conocimos tarde, igual siento una felicidad inmensa de saber que estas y que he podido compartir contigo muchas cosas hermosas.

Deseo que en este día estés muy bien, y que la pases súper bien al lado de todas las personas que te quieren,
yo quisiera estar contigo, pero lastimosamente no se puede; créeme que te mereces lo mejor en este día y en todos los demás.

Nunca quiero que nos llegue un adiós permanente entre los dos. Hoy por hoy solo le doy gracias a Dios, por haberme llevado hasta ti, por permitirme conocerte, por colocarme en algún momento en tu vida, y a ti en la mía.

Muchas veces contigo he soñado y he pasado noches en vela pensando en que momento sucedió todo esto,
deseo mirar tus ojos en este momento, mientras lees estas líneas.
Verme en tus ojos y saber qué piensas, que sientes…

En mi vida solo le he escrito cartas a dos personas, hoy siento las ganas y el deseo de hacerlo contigo, porque llegaste a mi vida y ya marcaste diferencia; pero hoy tengo una necesidad inmensa de sacar de alguna forma lo que pasa por mi mente, mi cuerpo y corazón en estos momentos por ti.

Aun sabiendo que quizás nunca podré estar junto a ti, te daría las gracias por recordarme que tengo muchas cosas para dar por alguien.

Quisiera decirte tantas cosas, que has traído a mi vida, aunque siempre todas las veces caigo en la misma realidad de que quizás nunca podremos estar juntos.

Muchas veces me detengo en mis labores diarias a pensar en aquel sueño que tuve, en el cual estaba contigo y mi corazón parecía que flotaba en el aire y se iba por las nubes, me sacaste muchas sonrisas, más de un te quiero, y muchos te amo. y te lo vuelvo a decir en esta carta,

TE QUIERO Y TE AMO.

Desde hoy pediré a cada estrella en el cielo por que te vaya bien en la vida en todo sentido.

Quiero que siempre me recuerdes con una sonrisa en tus labios, que tengas presente que eres una persona muy especial, que vales muchísimo.

Hoy por hoy eres un sueño que se que tal vez nunca se haga realidad,
pero también se que si es para ti, todo llega por si solo.

Solo me queda decirte,

GRACIAS”,
gracias porque algún día apareciste en mi vida, por darme tantas cosas bonitas, porque en algún momento me dejaste entrar en tu corazón, por hacerme participe de tus pensamientos y de tus anhelos, Gracias por tu honestidad, por hablarme con sinceridad, Con ese cariño que solo tú supiste darme, te amo de verdad, y créeme que estas son las palabras más sinceras que algún día has podido escuchar o leer; quiero terminar diciéndote que te requiero, que cada noche antes de quedarme dormido, te imagino quedándote dormidita y me dan ganas de tocarte.

Entonces siempre con mi imaginación dejo que un rayo de luna te acaricie el rostro suavecito y que esa misma luna venga a decirme que estas bien y aunque se que esto es un amor imposible…Mi corazón desea algún día volverte a encontrar.

Mi amor creció como caballo desbocado y ahora no puedo detenerlo. Duele. Pero valió la pena mientras duró.

Escribo esto no por falta de amor. Cuando menos no de mi parte. Te amo con todo mi corazón……. Tanto…….

Que te doy la libertad.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!